Rejuvenecimiento sin Cirugía


¿Qué es el Rejuvenecimiento sin Cirugía?

El rejuvenecimiento sin cirugía busca poder devolver vitalidad y juventud al rostro, eliminando, disminuyendo o disimulando las arrugas y manchas de sol, además de devolver tonicidad a la piel y lograr que el paciente mejore su autoestima, todo esto sin necesidad de una cirugía.

¿En qué consiste el procedimiento?

Con ayuda de diferentes procesos que buscan mejorar alguna parte de la cara como: la frente, los labios, el mentón o las mejillas, estos procesos logran que la piel luzca más joven. Algunos de estos son: el ácido hialurónico, el plasma, el botox, etc, estos utilizan diferentes químicos que ayudan a disminuir o eliminar aquellas imperfecciones del rostro causadas por el paso del tiempo. En la mayoría de los casos se eliminan las células
muertas lo que permite que la piel se vea más joven.

Por ejemplo, el botox y los tratamientos con láser son usados para eliminar las líneas de expresión y de gesticulación profundas. El botox lo hace por medio de inyecciones y el láser produce pequeñas quemaduras para que se genere una exfoliación profunda.

Otro procedimiento son las infiltraciones de rellenos para tratar las marcas más profundas como por ejemplo las que se pueden formar alrededor de la boca. En algunas ocasiones se puede extraer grasa del mismo paciente e inyectarla, de lo contrario se inyecta una sustancia como el ácido hialurónico.

Ventajas del procedimiento

  • No son procedimientos invasivos
  • Los resultados se pueden ver inmediatamente
  • Se requiere de poco tiempo, no requiere de incapacidad
  • Se eliminan diferentes imperfecciones como las arrugas, manchas por el sol o cicatrices
  • Rejuvenece el rostro
  • Ayuda a disminuir la flacidez facial
  • Mejora el autoestima del paciente

Desventajas y riesgos

  • Los resultados tienen una duración corta comparado con los tratamientos quirúrgicos
  • En ocasiones se presentan pequeños enrojecimientos o moretones que desaparecen en poco tiempo

Escala de dolor de esta cirugía

Al ser procedimientos poco invasivos no se experimenta mucho dolor, este depende del umbral al dolor de cada paciente. En ocasiones se puede generar hinchazón, enrojecimientos o moretones, pero estos desaparecen rápidamente si sigue las indicaciones del médico.

Cuidados antes y después

Antes:

  • Se realiza una valoración donde se determina cual es el mejor procedimiento a seguir y si el paciente es apto

Después:

  • Luego de cualquier tratamiento es necesario que la persona use protección solar y no se exponga mucho al sol
  • Seguir todas las indicaciones de tu médico

Precio

El precio varia del tratamiento y el área que se desee mejorar, por lo general estos procedimientos pueden tener un valor de 1.200.000 pesos

Paciente candidato

Estos procedimientos son excelentes para pacientes que después de los 35 años tengan signos de la edad muy marcados como las arrugas, manchas por el sol o perciban flacidez en su piel. Muchas veces estos procedimientos son utilizados para prevenir el deterioro natural de la piel.

Sin embargo es poco recomendable para mujeres en estado de embarazo, mujeres que estén lactando, personas con problemas cardiovasculares o musculares.

Tiempo requerido

Por lo general las sesiones de los procedimientos para rejuvenecimiento sin cirugía duran entre 45 y 60 minutos cada una, el número de estas es estipulado con el médico tratante. En la mayoría de los casos el paciente no requiere incapacidad y puede retomar sus actividades cotidianas inmediatamente.

Tipo de anestesia

Como se trata una zona específica del rostro en estos procedimientos se utiliza anestesia local si es necesaria.

Hospitalización

En ninguno de los tratamientos para rejuvenecimiento sin cirugía se requiere de hospitalización.

Duración de Resultados

Los resultados se ven inmediatamente y son efectivos por 6 meses o un año, luego la persona evaluará si es necesario realizar nuevamente el proceso.